martes, 20 de abril de 2010

DANZA DE MOROS, ESPAÑOLES Y TOCOTINES

XOCHITLAN DE VICENTE SUAREZ, PUEBLA.



PRESENTACIÓN

La danza tradicional Mexicana es vista con frecuencia como un artículo carente de valor cultural y de gran valor comercial, para ofrecerlo al turista extranjero como una curiosidad más, como un recuerdo que se puede llevar en fotografía, audio o video, en el que destacarán solamente los colores y el movimiento, las plumas y sonajas, las flautas y los tambores, solo la parte fría, ante esta situación surgen algunas interrogantes...¿qué grupo étnico es el que baila la danza que se admira? ... ¿en dónde quedó el simbolismo de cada elemento del atuendo de los danzantes?... ¿la distribución de las jerarquías de los integrantes de la cuadrilla?... ¿Cuál es la emoción o el sentimiento que mueve a la gente del pueblo a expresarse de esa manera?... ¿qué creencias giran en torno a esa danza en esa comunidad?...¿Cómo se preparan para presentarse ante el santo a quien le brindan su esfuerzo, su trabajo, su fe, sus suplicas, su agradecimiento?

Estas interrogantes y muchas más deberían estar en la conciencia y en el corazón de cada mexicano, pero acompañadas de su respectiva respuesta, sustentadas en el conocimiento de los antecedentes históricos de la comunidad que cobija a cada una de estas expresiones, su problemática social en cuanto a estructura, su situación laboral, sus creencias religiosas, la estructura familiar, etc.

Es materialmente imposible profundizar en estos renglones si no estamos dedicados de tiempo completo al estudio de estos temas, y más aún, si nos limitan a diez cuartillas, a pesar de ello y reconociendo las carencias de este trabajo, lo presento como un homenaje a los guardianes de la tradición mexicana, a “nuestros danzantes”; y a la juventud estudiosa de México que empieza a introducirse en el gran océano de la tradición, en quienes debemos sembrar las semillas de la admiración y el amor por nuestra Patria.

Profesor Jorge Sánchez Clelo.


UBICACIÓN GEOGRAFICA DEL ESTADO DE PUEBLA.


El estado de puebla es una de las 32 entidades federativas que integran la república mexicana, se localiza en la parte centro-este del territorio Mexicano.

Colinda al norte y este con el estado de Veracruz, al sur con Oaxaca y Guerrero y al oeste con Hidalgo y Tlaxcala.

El estado de Puebla tiene una superficie de 34 072 kilómetros cuadrados, ocupando así el lugar No. 21 en extensión.

Al igual que el resto de los estados de la República Mexicana el estado de puebla se divide en municipios y cuenta con 217 de los cuales 63 se localizan en la sierra norte del estado.


SIERRA NORTE DE PUEBLA.

La sierra norte de Puebla, cuenta con 63 municipios y 1430 localidades, tiene por límites al Norte y al Este al Estado de Veracruz, al Sur a los municipios de Libres, Ocotepec, Cuyuaco y Tepeyahualco; al Oeste con el Estado de Hidalgo, y al Sureste a Tlaxcala. Su extensión aproximada es de 8 412.9 km2.

Se caracteriza por sus cumbres altas y escarpadas, que van de los 500 a los 3000 mts. sobre el nivel del mar, con una hidrografía compleja en cuencas y subcuencas. Es una de las zonas más lluviosas del país, con precipitaciones entre 2000 y 4000 mm.

Entre sus principales ríos destacan: El Pantepec de la cuenca del río Tuxpan; el río San Marcos de la cuenca del río Cazones; el río Necaxa y los Laxaxalpa y Apulco, de la cuenca del Tecolutla y del Nautla.

La producción de café es importante en sus partes cálido húmedas, principalmente en los municipios de Venustiano Carranza, Chiconcuautla, Cuetzalan, Huitzilan, Xicotepec, Tlacuilotepec, Zongozotla, Hueuetla, Xochitlán, Zihuatleutla, Jalpan y Hueytamalco.


XOCHITLAN DE VICENTE SUAREZ

BREVE DESCRIPCIÓN DEL MUNICIPIO


Xochitlán de Vicente Suárez se localiza en la parte nororiental de la Sierra Norte del estado de Puebla, con una altura que va de los 1000 a los 1300 metros sobre el nivel del mar. La cabecera se sitúa a los 1040 msnm. tiene una superficie de 45.92 kilómetros cuadrados.

Xochitlán colinda al norte con el municipio de Zoquiapan y sus límites bordean el río Cempoala; al sur con Tetela de Ocampo Xochiapulco y el río Apulco al oriente con el municipio de Nauzontla, y al poniente con los municipios de Huitzilan, Zapotitlán de Méndez y con el río Mapilco.

El toponímico del lugar está compuesto de xóchitl, flor, tlan, lugar donde abunda; Xochitlán: “lugar donde abundan las flores” o “lugar de flores”.

Al 77% de los habitantes se le considera indígena; tiene una población bilingüe nahua-castellano de 7682 personas y 2534 son monolingües y no más de un centenar son totonacos.

Respecto a la dinámica de la población, en la región éste es uno de los municipios que presentan un elevado índice de migración hacia centros urbanos, como Puebla y el Distrito Federal, y hacia el extranjero el destino es Los Ángeles, California.


ALGO SOBRE LA HISTORIA DE XOCHITLAN

Siguiendo la rica historia oral de Xochitlán sobre el origen del pueblo, encontramos la siguiente información: “los primeros pobladores se remontan a la época de las guerras entre las razas nahua y totonaca que se peleaban estos terrenos. En una de sus guerras se juntaron para conferenciar; cada bando escogió a una niña para que pusiera nombre al lugar (donde está ahora la población), comentan que la niña del grupo nahua dijo en mexicano: xóchitl que significa “flor” señalando el lugar, y la niña totonaca le respondió: tlán que significa “sí”, afirmando lo que dijo la primera; de ahí surgió la toponimia bilingüe del lugar, de la conjunción de voces que sintetizaron la alianza entre dos pueblos que habitan en el mismo lugar, Xochitlán, “lugar de las flores”.

Existe una versión de la historia antigua que suponemos anterior a la fundación del pueblo y que narra lo relativo a los conflictos que existían entre estas comunidades; se remonta a los tiempos de las guerras, cuando los nahuas, corrieron a los totonacos al otro lado del río Cempoala y los que no acabaron de huir se quedaron en las partes bajas...”. Este relato explica los asentamientos que han tenido hasta nuestros días los totonacos en las partes bajas del municipio.

Al lugar que ocupa actualmente la cabecera se le denominó desde los inicios como Xochitepec, debido a que aquí se venía el ganado a pastar, se le llamaba Cuitacta, “lugar de excremento”. Otra versión dice que se conocía al lugar como Nahuiocpan, que se traduce como, “lugar de cuatro caminos”, por lo que se decía que Xochitlán era el centro de cuatro caminos que iban para Huahuaxtla, Zoatecpan (sur-norte), Nauzontla, Zapotitlán (este-oeste).

El 14 de abril de 1875 Xochitlán fue elevado a rango de villa; en 1895 se le constituyó como municipio libre con el nombre de Xochitlán de Romero Rubio.

En 1982 el gobernador del estado de Puebla nombra oficialmente al municipio como Xochitlán de Vicente Suárez a partir del 16 de septiembre, para hacer justicia a la memoria de este benemérito xochiteco.

FIESTAS DE XOCHITLAN

En Xochitlán tienen importancia algunas fiestas cívicas, entre ellas el 15 de septiembre, el 3 de abril y el 5 de mayo; el 3 de abril se conmemora el aniversario del natalicio de Vicente Suárez, oriundo de Xochitlán . La fecha es recordada con un desfile pequeño por el circuito de calles donde siempre hacen las procesiones y sin mucho tumulto como ocurre en las fiestas religiosas.

Las fiestas tradicionales indígenas siguen patrones organizativos enseñados por los evangelizadores desde el siglo XVI de acuerdo con la manera en que se practicaba la fe católica en esa época; desde entonces no han sufrido muchas variaciones a comparación de lo que sucede en los centros urbanos en nuestros días.


FIESTAS RELIGIOSAS EN XOCHITLAN


Ceremonias comunitarias, calendario religioso litúrgico; éste fue establecido desde la Edad Media, por los primeros evangelizadores de la iglesia católica y marca el santoral; a este tipo pertenecen los festejos religiosos que en la Sierra Norte de Puebla se practican, tradicionalmente la población efectúa las fiestas de acuerdo con la fecha del santo de su localidad.


FIESTA PATRONAL

PREPARATIVOS PARA LA FIESTA


En la cabecera municipal comienzan los arreglos de la fiesta patronal con varias semanas de antelación; inician a principios de agosto con los trabajos para la cosecha de maíz, con ellos la gente junta dinero o granos que se van a emplear durante los días de fiesta.

El 15 de Agosto, día de la Asunción de María, marca el inicio del periodo de novenarios en la parroquia. Las comunidades del municipio, realizan romerías desde sus respectivos lugares de origen hasta la parroquia durante el transcurso de las mañanas, encabezados por su cofradía y sus ceras; el novenario es un periodo previo a la fiesta, lleno de reflexión espiritual .

LA VISPERA

Comenzó la elaboración de los tradicionales “Xochihuepan” (voz traducida en dos formas: tablas de flores o palos de flores) para adornar las marquesinas de las tres entradas del atrio, por su lado exterior y por el interior; igualmente, se preparó otro para la entrada principal de la iglesia y uno más para la parte interior de la parroquia, abajo del coro. Los xochihuepan se confeccionan con el trabajo voluntario que ofrece la población, la cual participa con mucho gusto; entre las cuadrillas de hombres señalan: “aquí venimos a trabajar porque nos gusta, no porque nos manden... venimos a trabajar pa’ San Bartolito...” En la elaboración de los xochihuepan participa única y exclusivamente la mano de obra indígena masculina, pues se considera que este oficio religioso no incumbe a las mujeres, se elaboran con flores de la región cortadas desde el día anterior pues se elaboran con quince tipos de flores silvestres. Todas las especies se obtienen de los montes de la población, entre las cuatro de la madrugada y las seis o siete de la mañana, recolectan frescas y coloridas especies, como la azucena, la bugambilia o Santa Cruz-xóchil, “ramos de manto de San Bartolo”, “lágrimas de la Virgen” “fleco de nuestro señor”, “ala de ángel”, etc.


SAN BARTOLOME
SANTO PATRONO DE XOCHITLAN DE VICENTE SUAREZ


La fiesta se realiza en honor a San Bartolomé quien fue uno de los Doce Apóstoles que acompañaron a Jesucristo, es el apóstol sobre el que menos se conoce de su vida; se dirigió a evangelizar a los pueblos bárbaros de Asia Menor y Armenia donde fue degollado vivo. Por este suceso se le representa en la iconología cristiana con el cuchillo y la Biblia; a San Bartolomé se le atribuye la frase que se repite en la liturgia de la misa: “Subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre...”

A San Bartolomé se le ha atribuido ser el patrón de los matanceros por llevar su machete en la mano derecha; otros dicen que “San Bartolito lleva su cuchillito para cortar las mazorcas... por eso es el patrón de la gente que trabaja en el campo” En la iconología católica el cuchillo es el símbolo del objeto con el que degollaron a este santo, y la Biblia que lleva en la otra mano representa el don que tenía de enseñar la palabra de Cristo, pero la mayoría de la población atribuye a San Bartolomé ser el protector de los campesinos, esto, desde que se apareció entre las milpas, según lo refiere uno de los mitos de origen.

Analizando etnohistóricamente la aparición de San Bartolomé, su culto puede estar asociado a suplir las divinidades prehispánicas como Cinteotl-Chicomecóatl, ya que éstas corresponden a la devoción de la gente común y de agricultores. El culto de esta divinidad dual se caracteriza por estar dedicado a la protección de los sustentos y el maíz. La imagen de Cinteotl, de acuerdo con el Códice Borbónico, lleva una carga de mazorcas en la espalda y una mazorca de maíz en la mano, de manera similar a lo que se le atribuye a San Bartolo.




LA GRAN FIESTA DEL PUEBLO

El día 24 de agosto, desde la madrugada una banda de músicos de viento, proveniente de afuera del pueblo y contratada por el mayordomo, viene a tocar las mañanitas a San Bartolomé. Al medio día la población asiste masivamente a la misa, que representa la liturgia más importante de todo el ciclo festivo; la concurrencia se congrega en el atrio de la parroquia para esperar y presenciar la llegada de las ceras del primer mayordomo, acompañado de las distintas danzas.

Es tradicional que la procesión sea encabezada por los grupos de danza, comenzando por los voladores, les siguen los santiagueros, los migueles, los matarachines, los toreadores, las danzas de conquista (moros, españoles y tocotines) y al final los negritos, cada uno con sus respectivos músicos al frente. Una vez que los danzantes se encuentran frente al templo, consumen cigarros con el fin de ahumar el entorno y así purificar el ambiente, este acto se realiza con una actitud de meditación y solemnidad, los danzantes más pequeños llevan como ofrenda ramos de azucenas silvestres.

Al finalizar la liturgia los danzantes se desplazan al altar principal, donde se encuentra la escultura principal de SAN BARTOLOME, encabezados por los voladores que desfilan al son de la flauta y el tambor, y los demás con sus particulares sones situándose en el lugar correspondiente para recibir la bendición del sacerdote; Cuando los voladores reciben la bendición del padre, éste les encomienda que no olviden que su participación es “únicamente para alegrar las fiestas y no para rendir culto”, después de esas advertencias el sacerdote se retira del altar, pero esta opinión no deja de ser eso, “una opinión”, los indígenas piensan que las fiestas tienen la función de agradar a los santos para agradecer los favores recibidos; y que ellos (los santos) piden que las realicen las personas. Esta concepción coincide con la explicación de los antiguos indígenas nahuas, quienes decían que el origen de los mitotes se dio cuando a Tezcatlipoca se le apareció uno de sus devotos y le dijo: “quiero que vayas a la casa del sol y traigas de allá cantores e instrumentos para que me hagas la fiesta...”

COMPROMISO E INICIACIÓN DE UN DANZANTE

La gente de las comunidades indígenas siente gran aprecio por la danza y por su ejecución, ya que por medio de ésta dan gracias a los santos y hacen una clara demostración de fe de carácter colectivo. Con la realización de danzas, no sólo esperan recibir dones quienes danzan sino también quienes la financiaron. hacen grandes esfuerzos no sólo para los ensayos obligatorios, durante el año, y que aumenta su ímpetu cuatro o cinco semanas antes de las fiestas más importantes. Deben hacer grandes votos de sacrificio y rectitud, tienen que demostrar una adecuada actitud moral y entereza física, pues deben soportar ensayos de hasta ocho horas por día; mas esto no es suficiente porque deben someterse, según la opinión del caporal de la danza, a orar ciertos días y realizar rigurosos ayunos, para llegar concentrados y listos a la festividad, de las principales abstinencias de alimentos y bebidas que siguen están el no beber refino por gusto, sobre esto nos informaron: “se les permiten unos tragos de refino, para aguantar el hambre, con unas copitas se les pasa el hambre...”. La otra privación, es la abstinencia de relacionarse con las mujeres, “la mujer es un estorbo, porque le quita a uno el pensamiento, le quita la fe a uno y le hace faltar al respeto a uno y a los demás del grupo” (Información: Joaquín Pérez; 1991).

Cuando una persona se integra a una cuadrilla de danza, se le enseña el conocimiento sobre la danza ritual, todos los sones y pasos, destrezas físicas, relaciones de la danza, invocaciones en el altar, pasajes bíblicos, tabúes y mitos, el cuidado de su atuendo, el uso de los objetos sagrados y otras herramientas; debe aprender hasta que el capitán de la danza y los padrinos consideren que adquirió la fortaleza física y espiritual para presentarse adecuadamente en la fiesta. Esta preparación puede ir desde semanas hasta un par de meses.

Los “nuevos” adquieren el compromiso o “promesa” con el santo parroquial, lo cual los une por un periodo de cuatro años. Éstos compromisos se establecen en una ceremonia doméstica en la que los nuevos integrantes deben estar acompañados de su padrino, que por lo general estos son miembros reconocidos en la comunidad y en algunos otros casos niñas que simbolizan la pureza.

LAS CREENCIAS EN TORNO A LA DANZA

Un danzante se “enferma” cuando no sigue las costumbres durante los rituales, se cree que quienes violan los tabúes colectivos son castigados por las divinidades. En la cosmogonía contemporánea de los indígenas nahuas, el demonio se puede disfrazar o transformar en diferentes entes malignos conocidos como naguales que aparecen en forma de ocelote o víbora. También existen otros seres demoníacos como la Llorona, a quien los indígenas consideran la consorte del Diablo, éste, durante la ejecución de las danzas, es representado como el Pilato o el Payaso.

DANZAS DE MOROS

Con este nombre se conoce a un gran número de danzas que se encuentran difundidas a lo largo y ancho del territorio nacional, cada una con sus propias características en cuanto a coreografía, música, movimientos, atuendos, pero, con grandes similitudes como: los dos bandos, con su respectivo capitán, por un lado un monarca mexicano (generalmente Moctezuma ) y por el otro casi invariablemente Hernán Cortés; a todo este ciclo de danzas se le conoce como “Morismos o Morismas”, y dentro de estos términos tenemos también algunos grupos como. . .

MOROS Y CRISTIANOS: Donde se presentan los bandos mencionados, además de las relaciones, que son diálogos tradicionales que están escritos en verso o en prosa y que son aprendidos de memoria por los personajes, en algunos momentos los diálogos toman más fuerza e importancia que el hecho de bailar.

DANZA DE ANTIAGOS: Bajo este rubro se colocan las danzas que tienen como elemento común la aparición del señor Santiago a caballo; en Puebla tenemos la danza de Santiagos o Santiagueros, en el centro de la república la danza de concheros y más al norte la danza de Tastoanes en Zacatecaz.

DANZAS DE CONQUISTA: Aquí los Moros toman el nombre de Aztecas o de alguna otra tribu importante y los Cristianos, (los que siempre ganan) serán los Españoles.


DANZA DE MOROS, ESPAÑOLES Y TOCOTINES
DE XOCHITLAN DE VICENTE SUAREZ, PUEBLA.

INFORMANTE: SR. ANTONINO LEANDRO GUZMÁN JIMENEZ


Año de nacimiento: 1935
Lugar de nacimiento: Xochitlán de Romero Rubio (hoy de Vicente Suárez)
Escolaridad: 2° año de primaria
Ocupación: Campesino. Actualmente (H. Ayuntamiento 2005-2008) es
coordinador de las comparsas o cuadrillas de danzantes.

Danzas en las que ha participado:

Danza de voladores 1 año.
Danza de toreadores 2 años.
Danza de negritos 14 años como capitán.
Danza de Moros, Españoles y Tocotines 16 años.

Instructores: Crecencio Jacobo fue su “maestro” de danza de negritos.
Bernardino Velasco (originario de Concepción de Allende)
en el año de 1976 se le pagó para que enseñara la danza
de Moros, Españoles y Tocotines.

Don Antonino Leandro Guzmán Jiménez (Tonino, como lo conocen en el pueblo) es el tercero de 6 hermanos; al lado de su esposa Lidia Méndez Posadas, dieron vida a 5 hijas, Martina, Esperanza, Petra, Reina y Margarita Guzmán Méndez. El conocimiento y el cargo de su danza será heredado a alguno de sus nietos a falta de hijos varones.

Su calidad como persona y el trabajo realizado en beneficio de las danzas de su comunidad le ha hecho ganar el reconocimiento y el respeto del pueblo, considerándolo uno de los personajes de mayor conocimiento y pilar de la danza en Xochitlán de Vicente Suárez.

DANZA DE MOROS, ESPAÑOLES Y TOCOTINES.

La danza de Moros, Españoles y Tocotines de Xochitlán, coincide con las definiciones anteriores, es originaria de la población de Concepción de Allende, llevada a Xochitlán por el Sr. Bernardino Velasco en el año de 1976; aquí toma características particulares; como su nombre lo indica es una trilogía, es decir, son tres cuadrillas diferentes integrando a una sola danza.

Al hablar de esta expresión se dice con frecuencia que es la representación de la invasión árabe que sufrió España, donde los árabes son llamados MOROS. Al llegar a México los colonizadores utilizaron estos detalles históricos para crear danzas-teatro que les permitieran evangelizar con más facilidad, en ellas aparecen diálogos o relaciones y en Xochitlán también existen estas relaciones escritas en documentos que están en manos del Sr. Antonino Leandro Guzmán Jiménez. La danza que nos ocupa es de origen colonial y conserva rasgos prehispánicos.

MOROS

Al definir la palabra Moro, encontramos que es el término que generalmente se aplica a cualquier persona que habla uno de los dialectos del Árabe Hassaniya, en muchos países europeos es un término peyorativo para designar a la gente sucia o morena, aunque también existen los moros blancos, quienes son considerados de la “alta sociedad”.

Dentro de la danza, los moros toman el nombre de aztecas y representan al pueblo mexicano, su monarca, capitán o caporal es denominado “MOCTEZUMA” .

Moctezuma se coloca al frente y entre sus dos esquineros, el esquinero de la derecha recibe el nombre de ABANDERADO, y es el encargado de portar la insignia que identifica al bando ( porta la bandera de México ). Las evoluciones coreográficas y la duración de cada movimiento dependen de la concentración y guía del MONARCA o MOCTEZUMA.

Para guiar a su cuadrilla, el monarca utiliza un bastón de mando pintado en color verde en el “cuerpo” y en los extremos color plata, siempre lleva en la mano derecha; en la mano izquierda coloca un escudo que esta elaborado con lámina, decorado con color verde, blanco y rojo (verde y rojo a la orilla en círculos concéntricos y en el centro el color blanco) tiene dibujada a una águila posada sobre un nopal y devorando a una serpiente. El delantero izquierdo solo utiliza la espada enfundada que coloca del lado izquierdo de la cintura y que sustituye a la macana de madera que se utilizó en otros años, también usa el escudo, lo utiliza en la mano izquierda, decorado con los mismos colores, pero, este cambia su imagen por la de un sol y el abanderado tiene en el escudo la imagen de un tigre, el resto de los moros no utilizan el escudo, solo se acompañan de su espada.

EL ATUENDO DE LOS MOROS

El tocado que utilizan es un penacho que elaboran con lámina y que decoran con pintura de un color base y sobre ese color se dibujan motivos prehispánicos, el penacho de Moctezuma tiene como motivo principal la imagen de este personaje (Moctezuma); se adornan finalmente con plumas de avestruz en diferentes colores, Moctezuma utiliza 14 plumas y el resto de los moros solo utiliza 7.

El peto es una prenda que tiene dos partes, una especie de camisa con manga corta, esta parte esta unida a una nahuilla o faldilla, estas dos partes forman una sola prenda que esta abierta por la espalda y esta elaborada en terciopelo adornado con galón y figuras de lentejuela.

Bajo el peto visten un pantalón corto en color contrastante al peto, este elemento puede ser confeccionado espacial para la danza o puede ser cortado y adaptado de un pantalón comercial; utilizan medias color carne, conocidas también como medias de popotillo y calzan botines.

Su atuendo se remata con una capa que también se confecciona en terciopelo y se le bordan motivos con chaquira y lentejuela. Como parte del atuendo y como elemento distintivo,

COREOGRAFIA
Dentro de los sones de la cuadrilla de Moros existen varios movimientos diferentes entre
sí, pero el más común es el cambio de frente de la cuadrilla, el primer cambio lo hacen por la izquierda del monarca y regresan por el mismo lado, después cambian por la derecha y regresan por ese mismo costado para terminar. El maestro de danza académico dice que se hace determinado número de tiempos en cada cambio, los danzantes dicen. . . . “dos puntos para cambiar y dos para regresar”, la palabra puntos la podemos entender como frases musicales que nos permiten una secuencia completa de pasos.

El número de integrantes ha cambiado, según los comentarios de don Antonino, la cuadrilla de cada grupo (moros, españoles y tocotines) llegó a integrarse hasta de 12 elementos, actualmente se han presentado solo con 4 y consideran que el número mínimo ideal que se requiere es de 7.


ESPAÑOLES

CUADRILLA DE ESPAÑOLES

Esta es la cuadrilla que representa a los cristianos si tomamos en cuenta que a esta danza también se le conoce con el nombre de danza de MOROS Y CRISTIANOS. Este es el bando de los “BUENOS” quien siempre resulta vencedor, excepto en la batalla “chica”, en esta resultan vencedores los MOROS quienes no corren con la misma suerte en la batalla grande, la definitiva. Los españoles están capitaneados por HERNAN CORTES.

La estructura de la cuadrilla es la misma que tienen los moros, dos líneas y el capitán o caporal al frente entre ellas.

Como señal de su jerarquía y como elemento auxiliar para hacer las indicaciones de los movimientos coreográficos de la cuadrilla, Hernán Cortés también utiliza bastón de mando en la mano derecha. Los movimientos coreográficos básicos son lo mismos que tiene la cuadrilla de moros, es decir los cambios de frente iniciando por la izquierda y regresando por el mismo lado para continuar por la derecha y haciendo el regreso por ese mismo costado; el número de “puntos” es determinado por el capitán o caporal.

EL ATUENDO DE LOS ESPAÑOLES

El tocado de los Españoles es un sombrero de tipo truman texano, de fieltro y en color negro, en los costados se dobla el ala con la intención de hacerle parecer más angosto, en algunas otras comunidades optan por recortar el sombrero, pero aquí solo se le da forma con el dobles. Como adorno del sombrero, se le agregan plumas de avestruz en color blanco, solo una para cada español y Hernán Cortés se distingue por el uso de tres de estas plumas.

Usan un saco o “peto” como ellos le llaman, con el corte de tipo militar español, en él combinan el color rojo o vino con el negro, tiene pechera adornada con galón dorado, a este saco o peto se le colocan hombreras adornadas con flecos de articela; la manga es larga y en los puños tiene color rojo, el largo de este saco no debe exceder a la cintura, el la parte baja de la espalda se agregan dos rectángulos a manera de “levita”. Visten además un pantalón blanco que es adornado con una franja de galón dorado en los costados, el calzado es de color negro, son botines que en el caso de Hernán Cortés se sustituye el botín por el por la bota del tipo “ 7 leguas”.

Los danzantes de esta cuadrilla portan una espada colocada al lado izquierdo de la cintura y solo la desenvainan o desenfunda cuando se bailan los sones de guerra; mientras bailan, con la mano izquierda sujetan le espada.

CUADRILLA DE TOCOTINES O TECOTINES.

Cuando buscamos el significado de la palabra tocotines, nos encontramos con que no existe una definición precisa y solo se señala que representa a “algo pequeño que se mueve o que se desplaza “; y esta teoría coincide con las características de los integrantes de esta cuadrilla que son niños, esta es prácticamente una condición para poder formar parte de este grupo. La cuadrilla de tocotines se integra de la misma manera que la de Moros y Españoles . .

Esta cuadrilla representa a los gobernante anteriores a Cuauhtémoc y son acompañados por la malinche, es una niña que representa a aquella mujer que jugó un papel de gran importancia dentro de nuestra historia. El capitán o caporal de la cuadrilla de tocotines es Cuahutémoc, el último emperador azteca, quien siempre es acompañado por la malinche quien en la cuadrilla se coloca detrás de él.

EL ATUENDO DE LOS TOCOTINES

Los tocotines visten de la misma manera que los moros, la única diferencia esta en el tamaño de sus trajes debido a que esta cuadrilla es de niños y tiene otra combinación de colores. El tocado si es diferente, es una corona de lámina que en la parte frontal es alta y en la cual se colocan tres plumas de avestruz, la corona esta adornada con motivos prehispánicos como las grecas que se dibujan en distintos colores; el tocado del monarca o Cuauhtémoc tiene como agregado “plumas de lámina y orejas”, además de una línea más sobre la cabeza donde se colocan 6 plumas más. A diferencia de los moros o los españoles, los tocotines no utilizan armas (macana o espada) danzan solo con una sonaja en la mano derecha y un paliacate en la mano izquierda. Otra diferencia es la media que los tocotines utilizan en color liso, estas de tipo deportivo. El calzado es igual que los moros botín negro.

COREOGRAFIA DE LOS TOCOTINES

La coreografía guarda un común denominador con otras danzas de conquista como la danza de la Pluma del estado de Oaxaca, donde colocados en dos líneas Moctezuma realiza una secuencia de pasos al compás de una frase musical y la ejecuta rodeando a un danzante para que al repetirse el movimiento haga lo propio con el danzante de la otra línea, este movimiento lo realizará primero retrocediendo, es decir, inicia con los esquineros y después continuará con los de atrás, terminará con el tigre e iniciará el regreso hasta llegar a su lugar de inicio. Mientras el caporal realiza estas evoluciones la malinche ocupará su lugar hasta que regrese, entonces ella volverá a su lugar.

LA MUSICA DE LA DANZA DE MOROS, ESPAÑOLES Y TOCOTINES

La música que acompaña a esta danza es ejecutada por instrumentos cordófonos, violín y guitarra sexta, aunque don Antonino menciona que en Concepción de Allende de donde era originario el maestro que enseño la danza en Xochitlán, se interpreta con violín, guitarra quinta huapanguera y jarana huasteca. La estructura de los sones consta de dos partes que se repiten continuamente hasta que se realiza por completo todo el trabajo coreográfico.

LOS SONES DE LA DANZA

Cada una de las cuadrillas que integran a esta danza en Xochitlán de Vicente Suárez cuenta con 11 sones, que deberán ser bailados bajo rigurosa secuencia, es decir, en orden progresivo.

Además la danza cuenta con sones de conjunto donde interactúan las distintas cuadrillas, estos son los sones de la guerra, la guerra chica donde resultan vencedores los moros y la guerra grande y definitiva, donde los triunfadores son los españoles. Durante estos sones quienes tienen un papel muy importante son los TIGRES (los dos tigres y el león que acompañan a las cuadrillas) los tigres de los moros y tocotines y el león de los españoles. Estos personajes representan a los guerreros del México prehispánico, razón por la que se les da gran importancia en estos sones de la guerra.

El único son en el que bailan las tres cuadrillas juntas es en el son del camino o son de la calle, se integra una gran cuadrilla, cada grupo se coloca en una sola línea y se colocan los tres monarcas o capitanes al frente, en el centro los tocotines, a la derecha de ellos los españoles y a la izquierda los moros. Con esta gran cuadrilla se desplazan de un lugar a otro (de la casa del caporal a la iglesia o a otro punto) y de la misma manera participan de la procesión; al frente de cada fila estará siempre el caporal, se hará seguir de su abanderado, después de su esquinero izquierdo y posteriormente del resto de los integrantes de su cuadrilla, en el caso de los tocotines que no tienen abanderado quien se coloca detrás del monarca es la malinche y el león y los tigres siempre ocuparan el último lugar de la fila.

Ya colocados en el atrio del templo o en la casa del mayordomo, las cuadrillas toman su turno para ejecutar sus sones según el orden de la tradición, es decir, los primeros en bailar son los tocotines o “tecotines”, en segundo término se presentan los españoles y por ultimo los moros; cada una de estas cuadrillas o comparsas como también se les conoce, ejecutarán sus once sones alternando entre si.

ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE LA DANZA Y EL MONTAJE ACADEMICO

Por mas grande que sea el esfuerzo y el interés de hacer un trabajo original y apegado a la tradición, siempre existirá una deformación considerable, desde el momento en que sacamos a la danza de su ambiente natural, aunque sea ejecutada por los danzantes auténticos, ya tiene un grado de distorsión; en el trabajo que presentamos logramos percibir algunos detalles que estuvieron a nuestro alcance corregir, conservar o cuidar como:

El calzado: es común entre los grupos de danza académicos el uso del “botín profesional” para danza, botín que nos es usado por los danzantes tradicionales, por esta razón, los hemos hecho a un lado y utilizaremos el botín comercial con las características de los botines que utilizan en Xochitlán para las danzas que nos ocupan.

Los niños: la danza de tocotines dentro de la comunidad es bailada por niños, que en el caso de un grupo de secundaria hemos tratado de representar con los integrantes más pequeños no solo del grupo sino también de la escuela.

Los sones: es de todos sabido que por cubrir un “tiempo escénico” que en nuestro caso no debe exceder de los 15 minutos, la duración de los sones se debe reducir y adecuar, los sones que presentamos están ajustados de tal manera que presentan su estructura original pero con menos “puntos”, es decir con menos frases musicales.

CONCLUSION

Las danzas de conquista poseen un alto contenido histórico, artístico y cultural y deben ser valoradas como tal, no debemos mirarlas como artículos comerciales para ofrecer al turista; en la danza de moros, españoles y tocotines tenemos una muestra de ello.

Realizar un trabajo donde se combinan actividades de campo, jóvenes con talento y gran potencial artístico, padres de familia, autoridades e informantes, nos brinda la oportunidad de valorar y admirar la grandeza de nuestra patria. La danza tradicional de México es una gran ventana a través de la cual nuestros jóvenes pueden observar a un México vivo y valioso que debemos conocer y conservar. La mayor admiración y respeto es para ellos, para nuestros alumnos que se adueñan del escenario y se transforman un guardianes de nuestra riqueza cultural.

Profesor Jorge Sánchez Clelo


BIBLIOGRAFÍA

CATOLICISMO POPULAR Y FIESTA
ALEXIS JUÁREZ CAO ROMERO

BAILES REGIONALES
SÁNCHEZ LOPEZ, FRANCISCO JAVIER, 1998

LOS INSTRUMENTO MUSICALES DE MÉXICO
JAS REUTER

MONOGRAFÍA ESTATL S E P
DE MINIATURA ARTESANAL A GRANDES VOLCANES.

DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA
CIMA
EDITORIAL EVEREST

INFORMANTE
SR. ANTONINO LEANDRO GUZMÁN JIMÉNEZ
MAESTRO DE LA DANZA DE MOROS, ESPAÑOLES Y TOCOTINES
EN XOCHITLAN DE VICENTE SUAREZ, PUE.

VISTAS DE CAMPO A LA FIESTA PATRONAL DEL 24 DE AGOSTO DE 1998, 1999, 2004,
RECOPILACIÓN DE DATOS, PASOS Y MUSICA DE LA DANZA; MONTAJE DE LA DANZA CON EL GRUPO DE DANZA “TIERRA MESTIZA” DE LA ESCUELA SECUNDARIA TÉCNICA No. 94
JORGE SÁNCHEZ CLELO
NOTA: EN LA SECCION "TIERRA MESTIZA EN MOVIMIENTO" ENCONTRARAS VIDEO DE ESTA DANZA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada